«Como ya os hemos contado en alguna de las rutas por las diferentes vías verdes que hemos realizado, en España existen más de 3.200 kilómetros de antiguas vías e infraestructuras ferroviarias que están siendo convertidas en itinerarios cicloturistas y senderistas bajo el marco del Programa Vías Verdes, y que está coordinado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.»

Vía Verde del Val de Zafán.

En nuestra última escapada hemos querido recorrer la Vía verde del Zafán en bici y así empaparnos del recorrido y también de las bonitas localidades y paisajes que iremos encontrando a nuestro paso.

La vía comienza en La puebla de Híjar y está separada de Tortosa por 130 kilómetros de vía verde acondicionada dividida en diferentes tramos:

1.- Norte de Teruel: 18 kilómetros entre La Puebla de Híjar y la Estación de Puigmoreno. Bien señalizada aunque no está cuidada y encontramos tramos poco cómodos para rodar con mucha piedra suelta. Os recomendamos si no tenéis las cámaras tubelizadas, llevar alguna cámara extra y un kit de reparación de pinchazos.
2.- Bajo Aragón: 30 kilómetros entre la Estación de Puigmoreno y la Estación de Valdealgorfa. Este tramo está parcialmente asfaltado y se comparte con vehículos. No se encuentra señalizada.
3.- Matarraña: 33,6 kilómetros desde la Estación de Valdealgorfa y la Estación de Arnés/Lledó. Estado del pavimento en perfecto estado.
4.- Terra Alta: 23,40 kilómetros entre la Estación de Arnés/Lledó y Pinell de Brai. Una parte excepcionalmente bonita.
5.- Baix Ebre: 25 kilómetros entre Pinell de Brai y Tortosa. Tomando el camino paralelo al Ebro, perfectamente pavimentado y señalizado.

Todo tipo de bicicletas son válidas para realizar estos recorridos, excepto las bicicletas de carretera, ya que sus neumáticos finos y sin taco no le hacen especialmente adecuados para este tipo de vías y en este caso, la mayoría de tramos transcurren en vías sin asfaltar, y como se ha indicado, en el primer tramo, en no muy buen estado

Y una vez puestos en situación histórica y geográfica, vamos a la ruta:

¡Nuestras experiencia!

Estación La Puebla de Híjar a La Fresneda – Etapa 1 – VV Val de Zafán

Para llegar a la Puebla de Híjar se puede hacer fácilmente en tren desde Madrid, Barcelona o Zaragoza (Consultar horarios en la página web de Renfe) o también pasa una línea de autobuses de la empresa HIFE. Antes había una empresa que te hacía un transfer en furgoneta desde Tortosa o Valderobres, pero a causa de la pandemia han dejado de operar, esperamos que pronto lo hagan de nuevo para facilitarnos las cosas.

En nuestro caso, que queríamos disfrutar de unos días en Deltebre a la llegada, la combinación de trenes y autobuses resultaba un poco difícil ya que aunque desde Tortosa hay tren hasta Alcañiz o autobús hasta La Puebla de Híjar, cargar las bicicletas no es tarea fácil. Por eso decidimos ir con dos coches, dejando uno en Deltebre y subir hasta La Puebla de Híjar con el otro, por lo que salimos temprano de casa e hicimos una parada para un desayuno rápido que llevábamos tipo picnic con bastantes frutos secos y fruta deshidratada, y así llegar a La Puebla de Híjar y sin más empezar la ruta.

A pesar del madrugón, valió la pena ya que el día era espectacular. ¡Finales de diciembre y más de 20 grados! ¿Qué más podíamos pedir? Pues pedir por pedir, no pinchar en los primeros 30 Kilómetros ya que aunque es vía verde, en su primera parte no está demasiado acondicionada, el suelo es bastante pedregoso y después de las lluvias de los últimos días estaba en mal estado con grandes hoyos, charcos y bastante barro debido al tipo de tierra argilosa. Además goza de una flora silvestre abundante, en especial un arbusto con unos pinchos que te pueden arruinar el viaje nada más empezarlo. Nosotros, tras leer muchos artículos, viajamos con la ruedas tubelizadas y lo recomendamos encarecidamente, como ya os hemos comentado en la introducción.

Salimos desde la estación de tren de La Puebla de Híjar donde ya encontramos las primeras señales para coger el inicio de la Vía Verde Val de Zafán, cabe destacar que está muy bien señalizada y es muy fácil seguirla en estos primeros tramos.

 

«La primera parte de la Vía Verde Val de Zafán transcurre a través de un paisaje más seco, entre huertas y vistas a anchos valles de arbustos y rocas que con imaginación, aligeran el camino jugando a darles formas.»

Primer túnel a oscuras, el Acueducto La Torrica, recordad a llevar buenos focos y algo de abrigo ya la bajada de temperatura dentro es muy acusada.
Poco después las primeras estaciones abandonadas…Huerta de Samper, Puig Moreno y una larga recta, en ligera subida o falso llano, que hacen que la vía se vuelva algo pesada a veces y también hay que tener en cuenta que para llegar a los pueblos, se tiene que salir de la vía verde en la mayoría de los casos entre 5 y 10 kilómetros. Por este motivo, es necesario llevar bastante agua y algo para comer. Aunque todo esto pueda parecer un factor negativo para realizar esta ruta, cabe resaltar que sus cambios de paisaje no te dejaran indiferente y la cantidad de fauna que encuentras tampoco. En nuestros primeros pasos se cruzaron a escasos 10 metros cinco corzos, un jabalí que por un momento nos hizo dudar si venía a embestirnos y aves varias, aunque la que más nos impresionó fue una lechuza en la estación de Puig Moreno que asustada porque invadimos su “casa” estuvo un buen rato sobrevolándonos asegurándose de que pasábamos de largo.
Una vez llegamos a Alcañiz, unos 30 Kilómetros después del inicio, se puede llegar al centro fácilmente. También a partir de aquí, la vía verde empieza a alternar tramos de asfalto con pista,  convirtiéndola
en bastante más agradable para su circulación.

Desde la estación de Valdealgorfa, Vía Verde Val de Zafán “Matarraña” empieza una agradable bajada, que te ayuda a recuperar piernas después de los quilómetros en falso llano. También destacar el túnel del Equinoccio, de los muchos que pasaréis, este para nosotros fue el más especial. Además de que no dispone de luz, tiene una puerta de hierro en la entrada con un gran letrero en el que se puede leer: Prohibida su entrada. Nosotros decidimos entrar, bajo nuestra responsabilidad. El túnel está en mal estado por dentro, el suelo es arenoso y lleno de charcos, muy húmedo y sus 2,4 kilómetros a oscuras y en subida, con decenas de murciélagos que se iban asustando y echaban a volar a nuestro paso lo hicieron eterno al tiempo que emocionante. ¡Dicen que dos días al año, al salir el sol, lo ilumina de principio a fin! ¡Sin duda, poder cruzarlo en ese instante debe de ser muy especial! Y sin más sobresaltos llegamos al destino de nuestra primera etapa, la bonita localidad de La Fresneda donde habíamos reservado habitación en el fantástico Hotel Fonda La Grancha, al cual llegamos por carretera tras cruzar el precioso pueblo de Torre del Compte.

Fonda La Grancha (La Fresneda)

«En La Grancha encontrarás una fonda con encanto, con unas habitaciones preciosas, un desayuno excelente, el menú de la cena espectacular además de una ubicación muy práctica para la ruta y disponen de guarda bicicletas. El trato del personal exquisito».

Si deseas hacer unos kilómetros más de vía en la primera etapa, también te recomendamos el Hostal Querol del que disfrutamos en otra ocasión que fuimos a pedalear por la zona del Matarraña, pero creemos que merece especial mención por su cercanía en la ruta. Situado en Valderrobles, uno de los pueblos más bonitos de España, deberás desplazarte unos 7 kilómetros de la vía verde. Tanto el municipio como la ubicación del hostal sumado a la amabilidad de Ana y Ernesto, es un gran acierto. ¡Y el desayuno del día siguiente, buenísimo y abundante! ¡Ideal para iniciar la aventura con energía!

Y así terminamos una primera jornada de 71 kilómetros y un desnivel positivo acumulado de 700 metros.

La Fresneda a Tortosa – Etapa 2 – VV Val de Zafán hasta el Tortosa y después a la desembocadura del río Ebro por caminos naturales.

Nos levantamos temprano para tomar el fantástico desayuno y empezar a pedalear ya que teníamos por delante una larga jornada que enfocábamos con mucha ilusión ya que el paisaje de hoy prometía, y de que manera. También queríamos hacer una visita a La Fresneda y Torre del Compte, antes de irnos.

A partir de Cretas, la siguiente estación que encontramos dejando atrás La Fresneda y Torre del Compte es la Estación de Arnés/Lladó, entrada a la Terra Alta, el camino pasa a cruzar túneles que salvan grandes montañas evitando tener que escalar puertos y transformando el paisaje en verdes y salvajes bosques, por un suelo asfaltado en muy buen estado, y prácticamente todo, solo carril bici.

También hay que resaltar que algunos de los túneles que se cruzan a partir de ahora, disponen de luz automática, aun así, acordaros de llevar un buen foco ya que a veces no funcionan o la luz es muy escasa.

A partir de Bot, pueblo que cruzamos y aprovechamos para hacer un alto en el camino y tomar algo, la Vía Verde Val de Zafán “Terra Alta” va llegando a su fin, para entrar en el tramo “Baix Ebre” al tiempo que dejamos atrás la soledad de las montañas y nos encontramos a escasos 40 kilómetros de Tortosa, cruzando por pequeños pueblos de huerta, veréis muchísimos naranjos, y compartiremos en algunos tramos de carril bici con vehículos. Hay que estar atento en Xerta ya que la vía verde está cortada y en un pequeño letrero indicativo, nos hace girar cruzando el municipio por el centro, aunque está muy bien señalizado y si seguís nuestro track no tendréis ningún problema.

Un punto de parada obligatoria en Xerta es L’Assut de Xerta. Una presa en pleno trayecto, donde su caudal de agua y las aves jugando en ella, no nos dejaran indiferentes.

«Mención especial merece prestar atención a los túneles. Muchos no están iluminados así que es imprescindible llevar luces potentes y algún cargador.»

Y vamos llegado al final; Alcover, Roquetas y Tortosa. Llegamos al centro de Tortosa cruzando el Ebro a través de su espectacular puente de hierro rojo. El puente del ferrocarril de Tortosa es hoy un emblema de la ciudad. El último convoy lo atravesó el 9 de agosto de 1996. Desde él, podemos tomar bonitas fotografías de la ciudad. Si no habéis estado nunca en Tortosa bien merece una visita ya que goza de un precioso patrimonio histórico y arquitectónico.
Así mismo, ¡llegó a su final La Vía Verde Val de Zafán!

Nosotros decidimos seguir la ruta “Camino Natural de Tortosa a Deltebre” que también se combina con la Vía Verde El Carrilet de la Cava, y llegamos hasta la desembocadura del río Ebro. Precioso trayecto ya que una vez dejas la ciudad el recorrido transcurre entre campos de naranjos y arrozales siguiendo el camino natural del Ebro. Entre canales y el mismo Ebro, hasta su desembocadura al mar en el mismo Parque Natural del Delta, y pasar unos días disfrutando de él, a golpe de pedal.

Realmente, la Fundación de los Ferrocarriles Españoles y otras organizaciones anexas están realizando una estupenda labor de recuperación de estos antiguos trazados y vías ferroviarias para poder recorrerlos de una manera sostenible y sin ningún tipo de vehículos motorizados, y poder visitar las localidades por las que pasan estos trazados. Queda mucho trabajo y mucha inversión por hacer, pero creemos que van en el buen camino. Nosotros seguiremos recorriendo estas vías y disfrutando de sus gentes, su gastronomía y sus paisajes.

 


 


SIGUE ESTA RUTA EN NUESTRO PERFIL DE WIKILOC.

Powered by Wikiloc

2 COMENTARIOS

  1. Buenos días.
    Quiero felicitaros por el artículo de la web como por el track de Wikiloc, el Zafán es una de las vías verdes pendientes pendientes que quiero hacer en breve. Gracias por compartir la información.

    Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.