La Vía Verde del Plazaola.

Lo que antaño fue el trazado del recorrido del ferrocarril del Plazaola, hoy en día es un magnifico recorrido acondicionado como camino natural y vía verde. Ya recuperados 65 kilómetros de sus 84 originales, esta ruta nos regala una experiencia única entre laderas de hayas y robles, caminos solitarios y pasa por pequeños pueblos dignos de cuentos de hadas.

Datos de interés.

La Vía Verde del Plazaola tiene una longitud total de 68 kilómetros, desde la localidad de Sarasa (Navarra) a Andoain (Gipuzkoa).
En su totalidad la vía transcurre por tierra compactada con algo de gravilla suelta en todo el trazado, excepto 1 kilómetro en la zona de Irurtzun y 3 kilómetros en la zona de Leitza en donde hay asfalto por lo que es apto para todo tipo de bicis excepto para las de carretera.
La infraestructura total consta de 53 túneles y varios puentes y viaductos.
Esta vía verde se puede conectar con la Ederbidea, como hicimos nosotros en la localidad de Latasa y remontar los valles de Imotz y Basaburua, la cual forma parte de la Eurovelò 1.
Se puede llegar en Autobús a Lekunberri, Leitza, Areso y Uitzi. En tren cercanías desde Donosti también es posible.

Vía Verde del Plazaola.
Bonitos paisajes nos aguardan en este recorrido.

Historía del ferrocarril del Plazaola.

El ferrocarril del Plazaola, que unía las ciudades de San Sebastián y Pamplona, tuvo sus inicios como un modesto ferrocarril minero, de ancho métrico y 20 kilómetros de longitud que comunicaba las minas de Plazaola, situadas casi en la muga, la frontera entre Navarra y Guipúzcoa, con la estación del Ferrocarril del Norte en Andoain.

Las obras fueron ejecutadas por la Sociedad Anónima Leizarán, titular de las minas, que la puso en servicio en 1905, dedicándose también, de forma marginal, al transporte de viajeros, mineros y leñadores básicamente.

Este primer trazado fue el soporte para una ulterior ampliación en 1914 en dirección hacia San Sebastián por su lado sur, y hacia Pamplona por su extremo contrario, completando una línea de 84 km. Este trazado, construido por la nueva titular de minas y ferrocarril, la Sociedad Minera Guipuzcoana, asumió retos tan complejos como superar el paso de Uitzi, divisoria Cantábrico-Mediterráneo y paso del valle de Leitzarán al de Larráun. Para ello se construyó un túnel de 2.630 m, durante muchos años el más largo de vía estrecha de España.

En su extremo guipuzcoano el ferrocarril concluía en la estación de Lasarte, de los Ferrocarriles Vascongados, por cuyas vías los trenes llegaban a la estación de Amara, en Donosti, a poco más de 10 kilómetros. El nuevo ferrocarril, también de ancho métrico, ya se diseñó para viajeros y mercancías, pero tuvo siempre una modesta historia. Tras la guerra civil, la situación económica de este ferrocarril, que no era muy espléndida, fue tornándose crítica. Por fin, las riadas del año 1953 se llevaron algunos puentes del ferrocarril y parte de la vía, circunstancia que sirvió como excusa definitiva para el cierre de la línea.

Fuente: Vías verdes de España.

La ruta.

Aunque salimos desde Donosti, nuestro kilómetro cero de la Vía Verde del Plazaola es Andoain, punto de partida natural de la ruta y no encontraremos ninguna población hasta Leitza sino nos desviamos de la ruta original, así que conviene llevar agua de sobras y alguna barrita o frutos secos para ir comiendo durante la ruta.

El recorrido pasa por espesos bosques hasta llegar a Latasa así que no tendremos problemas en principio con el sol, no así en los últimos kilómetros en donde la zona es algo más descubierta.

Conviene llevar luces y baterías de repuesto, ya que algunos túneles no cuentan con iluminación o está estropeada.

La Vía Verde del Plazaola.
Kilómetro cero de nuestra ruta. Conviene llevar luces para los túneles.

Leitza cuenta con todos los servicios para hacer una buena parada y reponer fuerzas, también dispone de lugares donde pernoctar por si queremos hacer noche allí.

A continuación, encontramos el túnel de Uitzi, el más largo de las vías verdes de Europa que con sus 2.700 metros de longitud es toda una experiencia cruzarlo, y observar cómo baja más de 15 grados la temperatura en verano como nos pasó a nosotros. Imprescindible luces por si falla la iluminación del túnel en alguna parte.

Y de aquí hasta la preciosa localidad de Lekunberri. En la antigua estación, se ubica la oficina de turismo, sede del Consorcio Turístico del Plazaola y anexo a este edificio tenemos el edificio de la cantina que ha sido restaurada con mucho cariño y en la cual disponemos de bar y restaurante. Parada obligada.

La Vía Verde del Plazaola.
Antigua estación de Lekunberri.

Seguiremos ruta hasta Latasa, y de aquí a Irurtzun donde pasamos noche.

La Vía Verde sigue hasta Sarasa, a aproximadamente 8 kilómetros, donde concluye por ahora a la espera de que acaben de recuperar los 12,5 kilómetros restantes hasta Pamplona.

Vía Verde del Plazaola.
Pasando por Leitza.

Alojamientos.

Donosti, nuestro punto de partida tiene una amplia variedad de alojamientos para todos los gustos y bolsillos.

En Leitza, hace unos meses nos alojamos en el Hostal Musunzar y quedamos muy contentos tanto a nivel de habitaciones como del servicio de Restaurante, pero hay una amplia oferta donde buscar.

Al llegar a Lekunberri encontraremos un camping que está muy bien y varios hostales y viviendas turísticas, y en Irurtzun, nosotros dormimos en el Hotel Plazaola, con unas habitaciones muy cómodas y el restaurante también con un buen nivel.

En todos los lugares que hemos visitado nos han dejado guardar las bicis en garajes, parkings o espacios reservados para ellas. No tendréis ningún problema en encontrar alojamiento en esta Vía Verde del Plazaola.

Mapa descargable en Wikiloc.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.